Instrucciones Para Los Distribuidores – Sección 2 – Los Tratamientos Homeopáticos Único De Premilife

¿CÓMO LOS TRATAMIENTOS HOMEOPÁTICOS DE PREMILIFE SON DIFERENTES DE LOS OTROS TRATAMIENTOS EXISTENTES EN EL MERCADO?

En Premilife, tenemos un fuerte y amplio conocimiento sobre los tratamientos homeopáticos así como sus componentes. Además, no solo sabemos acerca de una enfermedad y sus síntomas, sino que también acerca de temas tales como física cuántica, química, genética, medicina energética y biología.

La homeopatía, permite que el cuerpo se cure a si mismo de forma indirecta, enviando señales las cuales le dicen al cuerpo como comenzar su proceso curativo. Las medicinas homeopáticas curan mediante energía, trabajando de forma similar que un teléfono celular. Los remedios homeopáticos emiten señales electromagnéticas que son reflejadas en los tejidos vivos mediante señales biológicas.

Las medicinas homeopáticas están hechas de fármacos. Cuando un ingrediente activo es tratado, el fármaco es diluido, mientras que el balance de energía de la sustancia es retenido.

Medicinas con un flujo menor a 12C, pueden contener cualquiera de las sustancias químicas originales pero solo la frecuencia de resonancia magnética de una sola droga. Estos agentes no poseen interacciones químicas con las moléculas, células o tejidos del cuerpo.

Los “complejos” homeopáticos, involucran combinaciones de agentes con la finalidad de tratar varios síntomas de una enfermedad. Este sistema es frecuentemente usado con respeto hacia los pacientes, considerando por su puesto, la naturaleza del padecimiento. Dependiendo del complejo, este puede mostrar diferente modos de acción.

Los complejos homeopáticos son productos que contienen una o varias sustancias homeopáticas. Frecuentemente, se pueden encontrar combinaciones de hasta 20-30 de estas drogas en prescripciones personalizadas.

PUEDE INCLUSO, SIGNIFICAR UNA RESPONSABILIDAD

Los remedios basados en complejos homeopáticos, han sido formulados para tratar diferentes diagnósticos. La homeopatía puede mostrar resultados sorprendentemente buenos si su formulación es la correcta. Sin embargo, para el caso de los complejos homeopáticos, existe un número de situaciones en donde la homeopatía clásica no funciona, y en mi experiencia, estas situaciones son:

  • Cuando existe un exceso de toxinas en el cuerpo debido a que el paciente se ha desenvuelto en un entorno contaminado;
  • Cuando un medicamento convencional ha sido utilizado durante mucho tiempo, tales como esteroides y antidepresivos;
  • Cuando el sistema inmune no puede operar debidamente y existe inmunosupresión. El grupo de pacientes más común en esta situación son aquellos que padecen enfermedades o trastornos que afectan el normal funcionamiento de los glóbulos blancos (linfocitos T o B), tales como VIH, Síndrome de Wiscott-Aldrich, Síndrome de Job, Ataxia-telangiectasia, entre otros.

El número de pacientes con estas condiciones ha incrementado dramáticamente en los últimos años y por lo tanto, la homeopatía clásica ha comenzado a tener menos aplicabilidad. Una de las menaras mediante las cuales es posible solucionar este problema es mediante el uso de los complejos homeopáticos.

Se ha demostrado que los remedios homeopáticos de bajo poder son capaces de potenciar los efectos de hierbas medicinales y viceversa. Por lo tanto, dichas preparaciones producen medicinas muy efectivas. Esencialmente, las hierbas medicinales y los complejos homeopáticos, son combinados en una sola formula para obtener mejores resultados.

DESARROLLO DE COMPLEJOS: HISTORIA

Los complejos homeopáticos fueron generados hace 30 años en Europa por un número de farmacias homeopáticas en donde un número de profesionales de la salud se dedicaban a producirlos. Posteriormente, cuando se decidió legislar y controlar la producción de estas preparaciones, se decidió seleccionar las mejores formas de reducir costos, por lo que se desarrollo la forma de que estas fórmulas se preservaran a través del tiempo.

Como resultado, la mayoría de las farmacias terminaron produciendo complejos para tratar una gran variedad de situaciones clínicas en vez de una sola enfermedad.  En América, esté método parece ser más complejo al poder tratarse un mayor rango de enfermedades.

Las preparaciones de órganos con materia prima proveniente de fuentes animales también son añadidas a las fórmulas. Estas tienen efectos sobre un órgano en particular debido a los ingredientes añadidos, los cuales también provienen de un órgano específico de un animal. En la practica clínica, estas fórmulas son muy eficientes y son muy utilizadas en América. La mayoría de los complejos homeopáticos sin embargo, no poseen órganos entre sus ingredientes por lo que son adecuados para vegetarianos.

HOMOTOXICOSIS

El proceso de la homotoxicosis fue teóricamente propuesta por el Dr. Hans Reckeweg, un conocido médico alemán quien realizó la mayor parte de su trabajo en los años 30s. El Dr. Reckeweg logro generar una aproximación clínica y describir este fenómeno.

La teoría de la homotoxicosis asume que una enfermedad es el resultado final  de la combinación de homotoxinas (veneno) y las defensas naturales del cuerpo. La parte más importante del sistema inmune del cuerpo, es aquella que lleva a cabo los mecanismos de defensa contra enfermedades e infecciones. Las inmunoglobulinas, grandes moléculas proteicas (llamas también anticuerpos) son moléculas especializadas que pueden ser encontradas en la sangre, las cuales se encargan de atacar a cuerpos extraños (llamados antígenos). En la inmunidad mediada por células, los glóbulos blancos se encargan de englobar sustancias extrañas (fagocitosis) y digerirlas.

Mucho es conocido acerca del sistema inmune, pero existe poco conocimiento acerca de la inmunidad mediada por células. Los complejos homeopáticos utilizan solo combinaciones de ingredientes homeopáticos combinados con fisioterapia que estimulan el sistema inmune con el fin de facilitar su efectividad. El sistema nervioso autónomo (aquel  que controla funciones internas del cuerpo de manera inconsciente tales como los latidos del corazon, contracciones musculares, etc.) juegan un papel muy importante en las defensas naturales del cuerpo mediante el uso de actividades de compensación (estimuladas por el sistema nervioso autónomo simpático) y la quiescencia (división parasimpática promovida por el sistema nervioso autónomo). Muchos tratamientos naturales trabajan a través del sistema nervioso autónomo y por lo tanto, hacen que el cuerpo pueda endurecer sus defensas naturales.

Otro de los mecanismos llevados a cabo por el cuerpo incluye las tres rutas principales para la excreción de toxinas: intestinos, riñones y piel. Los métodos homeopáticos que utilizan estos mecanismos para el beneficio del cuerpo, utilizan estimulantes tales como diuréticos y diaforéticos (sustancias que incrementan la sudoración). Esto, es solo el principio de prácticas naturistas y herbales. La característica más esencial de los complejos homeopáticos se basa en ese principio: los componentes herbales son capaces de estimular la excreción de tóxicos.

La tercera línea que se encarga de colaborar en la defensa del cuerpo es el sistema linfático. Se trata de una inmensa red de pequeños capilares los cuales impregnan y conectan los tejidos del cuerpo. El fluido del tejido, llamado linfa, junto con las toxinas presentes es drenado hacia el tejido nodular. Las toxinas en la linfa son transportadas hacia el lumen intestinal a través de las placas de Peyer y luego, son excretadas a través del tejido linfático ubicado en el intestino delgado.

El sistema linfático puede ser considerado como un sistema de limpieza interno en el tejido conectivo. Su gran alcance permite evitar la acumulación de toxinas. Incluso un pequeño aumento en la presión del intestino delgado puede dañar este delicado balance que permite que las venas linfáticas descarguen los residuos a través de las placas de Peyer. Algunos complejos homeopáticos contienes efectivos estimulantes de este sistema; este es uno de los mecanismos mas importantes el cual contribuye a la efectividad de este tipo de terapia. El estreñimiento crónico puede ser un gran problema, ya que predispone a las toxinas a permanecer en el sistema linfático. Todavía queda mucho por aprender de aquella obsesión victoriana por los síntomas, desafortunadamente la medicina moderna ha perdido mucho de estos conocimientos.

EL CURSO NATURAL DE LAS ENFERMEDADES CAUSADAS POR TOXINAS

El cuerpo humano, se encuentra constantemente tratando de lograr un balance u homeostasis. Hay que considerar los diferentes procesos de una enfermedad si se quiere proteger al cuerpo de sus efectos y de sus peligrosas toxinas (llamadas homotoxinas). La homotoxicosas describe seis etapas en el transcurso de una enfermedad, agrupadas como humorales (etapas 1-3) cuando las toxinas se encuentran en el liquido extracelular; y celular (fases 4-6) cuando las toxinas se han depositado dentro de las células, causando así degeneración y muerte celular.

  • Fase 1: suspensión de la excreción fisiológica de toxinas a través del tracto gastrointestinal, riñones, pulmones y piel.
  • Fase 2: aparecen síntomas tales como fiebre, dolores o hinchazón.
  • Fase 3: deposición en depósitos tales como edemas, tumores benignos, obesidad, etc. El cuerpo deberá de lidiar con esta carga para ayudar al almacenamiento de toxinas.
  • Fase 4: las toxinas se infiltran hacia el interior de las células. Las enzimas y las estructuras celulares sufren daños y la membrana celular así como algunas funciones celulares se ven dañadas. En esta fase puede presentarse debilidad, migraña, asma, ulceras o lesiones toxicas.
  • Fase 5: degeneración progresiva. Estructuras intracelulares se destruyen debido a la acumulación de toxinas. Enfermedades como tuberculosis, osteoartritis, cirrosis, etc., pueden manifestarse en esta fase.
  • Fase 6: se desarrolla una degeneración celular en otras células del cuerpo y se manifiestan algunas enfermedades tales como cáncer.

Luego de la Fase 3, el uso de toxinas individuales para tratar una enfermedad puede no tener efecto alguno, ya que las toxinas más peligrosas segregadas por el organismo, están atrapadas en las células. Sin embargo, un tratamiento utilizando complejos homeopáticos tiene como finalidad revertir todas estas fases. Un nuevo método que utiliza toxinas, llamado nosodes, lleva a cabo un proceso de eliminación para ayudar a sanar el cuerpo. Debido a su impacto, las toxinas acumuladas en el interior de las células pueden fluir hacia afuera. Esta excreción es inducida por un remedio complejo cuya tarea principal es eliminar toxinas que puedan comprometer la estabilidad del cuerpo.

TRATAMIENTOS CON COMPLEJOS HOMEOPÁTICOS

Una manera muy efectiva de usar complejos homeopáticos en pacientes, es el uso de sistemas de órganos, parecidos a aquellos utilizados en la medicina tradicional china para tratar algunas dolencias. Un paciente sufre una enfermedad debido a la falla de uno o más órganos. Un órgano puede ser dañado como consecuencia de muchos problemas entre los cuales se incluye la disfunción inducida por tóxicos, aunque en algunos casos puede existir un origen emocional/mental o una combinación de ambos.

El uso de nosodes requiere evaluar ciertos puntos. Primero, se deben de identificar y aislar los síntomas mediante el uso de puntos de acupuntura y reguladores bioenergéticos. Los mejores complejos son entonces, seleccionados para el tratamiento de los síntomas. Típicamente, estos complejos viajan directamente a los órganos digestivos tales como el hígado, páncreas, estomago y colon. Aquellos complejos que son formulados para órganos no digestivos tales como pulmones, corazón, riñones, etc., son ingeridos entre comidas. Es recomendable beber mucha agua mientras el paciente se encuentra en el periodo de tratamiento ya que de esta forma se ayuda al cuerpo a eliminar toxinas.

La desintoxicación es una parte importante de los complejos homeopáticos y el uso de nosodes también forma una parte integral de este método. Los nosodes, son diluciones homeopáticas de toxinas. Las toxinas pueden venir también del exterior en forma de pesticidas, hidrocarburos, drogas convencionales, metales pesados entre otros, o pueden ser producidas por bacterias, virus y una gran variedad de contaminantes.

Varios complejos de nosodes, contienen cierto número de poderosas toxinas. A esto, se le conoce como poder compacto. Se basa en que si al cuerpo se le presenta cierto número de poderes, este elegirá aquel que  realmente necesite.

Esto, ha parecido funcionar muy bien desde un punto de vista clínico. Los nosodes que hacen que las toxinas logren migrar desde el medio intracelular hasta los fluidos extracelulares son frecuentemente cualificados. La función de los complejos entonces, se centra especialmente en el drenaje de agentes dañinos y en la mejora de la excreción de todos estos materiales por los riñones, colon y piel. Beber mucha agua, mantener bajos niveles de estrés y disfrutar de una dieta orgánica es esencial para estimular esta desintoxicación.

ALGUNAS TEORÍAS PROPUESTAS

1) La física cuántica del proceso debe de ser considerada para estimar la dilución requerida en cada medicina homeopática

Esta teoría reciente ha sido propuesta con la finalidad de entender como funciona la homeopatía. Aun se encuentra bajo experimentación a pequeña escala y no ha sido científicamente comprobada.

La teoría sugiere que la clave para entender el modo de acción de las medicinas homeopáticas es entender su física cuántica. Al entender estos mecanismos cuánticos aplicados al proceso homeopático dinámico, puede aclararse como la medicina homeopática puede ser tan poderosa a pesar de su alta dilución.

Las dinámicas electrónicas en su estado cuántico, posee una particular importancia en esta teoría debido a que los electrones, son las partículas fundamentales cuya organización se basa en un orbital. Por cada incremento de energía, el tamaño de un orbital aumenta, a la vez que lo hace la energía del átomo que se observa. Desde un punto de vista homeopático, esto sería entonces, un aumento energético en la dilución.

Los orbitales y todas estas dinámicas electrónicas han sido profundamente estudiadas por muchos científicos a lo largo de la historia. Fue el físico Niels Bohr quien estableció que “cuando un electrón se mueve entre sus estados estacionarios, es acompañado por la emisión o absorción de un fotón.”

En la homeopatía, un método ha sido creado utilizando las características de los electrones para crear un remedio más poderoso. Esto se le conoce como el método de sucusión, lo cual involucra la vibración de las sustancias homeopáticas sobre una superficie al menos diez veces. Esto, le proporciona al remedio energía cinética. La energía cinética es muy similar a aquellas ondas que aparecen bajo la presencia de un fotón.

Los electrones que se encuentran en un estado cuántico de SU (2)+ existen en una configuración específica u orbital. Estos orbitales no solo albergan un cierto número de electrones, sino que además son estados estrictamente predefinidos. Los electrones se acomodan dependiendo del tamaño del orbital.

Se ha sugerido que esta “correcta energía cuántica” requiere de un electrón para moverse hacia un orbital superior. Esto puede ser posible utilizando el método de sucusión en una medicina homeopática en el proceso de revitalización.

En otras palabras, el proceso de sucusión, actúa mediante la creación del punto necesario para que los electrones de una sustancia homeopática se muevan hacia un orbital mayor (y más). Por lo tanto, la velocidad de los movimientos oscilatorios de una sustancia (por ejemplo, las ondas) es incrementada, existiendo un mayor radio.

Desde una perspectiva homeopática, esto puede ser interpretado como un alto nivel de rendimiento. Por lo tanto, es afirmativo que en cada dilución y sucusión, los electrones realicen un salto de orbital.

Esto se lleva a cabo con el fin de incrementar la efectividad de las medicinas homeopáticas mediante el tamaño del orbital cada vez más y más. Por esta razón, no existe un límite en el poder que puede existir en un remedio homeopático, ya que el tamaño del orbital de un electrón posee una naturaleza infinita.

Por lo tanto, configurar una dilución homeopática “utilizando la configuración electrónica, representa más dilución, mas el tamaño del orbital del electrón y la información del campo de la órbita.” La configuración de los orbitales electrónicos ha sido descrita en varias formas y tamaños, los cuales dependen del momento angular del orbital, el número cuántico (I) y más.

El número cuántico (I) indica el número de sub-capas dentro de un orbital y por lo tanto, representa el total de electrones en cada órbita. Cada orbital, posee un número de sub-capas con un creciente número de electrones. Este creciente número de electrones sugiere entonces, un incremento en la medicina homeopática durante este proceso.

Otro modelo atómico de Bohr muestra como el nivel de energía (o número cuántico n) incrementa en cada orbital. Se sugiere que el nivel mayor representa el mayor poder energético de un remedio homeopático. Poderes altos incluyen un mayor número cuántico n y por lo tanto, un estado energético superior.

El límite de un orbital es 5f, en donde las orbitas de un electrón no están ocupadas por un electrón en estado basal, existiendo solo en un estado de onda. Este es el punto del número de Avogadro, o el punto en donde no existen partículas de la sustancia original. El número de Avogadro es 6023 x 1023 y corresponde a atenuaciones de 12C o 24X (1 parte en 1024).

Se sugiere entonces, que este es el punto en el cual las partículas son capaces de existir. Más allá de un orbital 5f, existen aun residuos de la sustancia original pero no en un estado normal. Esto sugiere que la medicina homeopática es capaz de activar el nivel de poder 12C en un estado electrónico de 5f de una mejor manera. En otras palabras, existe solamente en un estado de onda.

2) Otra idea se basa en una versión generalizada de la mecánica cuántica (MC) y una teoría cuántica débil (TCD)

La TCD utiliza los principios del formalismo algebraico apropiado, sin embargo no incluye algunas limitaciones y definiciones de la MC. Esto produce un marco axiomático de la MC en general, pero más general en todos los sistemas posibles. Especialmente, una inserción predictiva de la TCD, llamada Einstein-Podolsky-Rosen, muy conocida en los sistemas cuánticos.

Antes de la TCD, este caos no solo estaba relacionado a los sistemas cuánticos, sino también, se presentaba como una esperanza para ser una variable que pudiera describir un sistema suplementario.  Esta idea es utilizada para reconstruir el concepto de homeopatía como una ilustración del caos general, tal como lo dice la TCD.

Esta es la prueba de que la homeopatía utiliza dos ejemplos de enlaces: 1) entre el centro y la sustancia original (principio de autonomía) y 2) entre los síntomas del paciente y los síntomas generales de una imagen del agente (principio de similitud). En estos dos elementos, ocurren dobles intersecciones, recordando las aplicaciones criptográficas y el teletrasnporte entrelazado de la MC.

La homeopatía que se rija bajo estos supuestos puede ser similar a la teletrasnportación cuántica macroscópica.

3) Las medicinas homeopáticas ultra-diluidas contienen nano-partículas y una gran eficiencia/obedecen las leyes de la química y la mecánica cuántica

Los sistemas biológicos energéticos, consisten en moléculas complejos construidas en nanoescala. A pequeña escala, las dinámicas internas son determinadas por maquinaria química y por las leyes de la mecánica cuántica.

Una nanopartícula (NP) es una partícula sumamente pequeña de un material fuente específico. Debido a sus propiedades únicas en tamaños pequeños, muchos expertos limitan sus estudios de nanoparticulas en un rango que se encuentra entre los 1-100 nanómetros (nm). Recordar que 1 nanómetro =10-9 m.

Las nanopartículas poseen diferentes características las cuales podemos también encontrar en objetos hechos de la misma materia a gran escala (tamaño ordinario, millones de átomos). Estas propiedades modificadas cambian las propiedades electromagnéticas, térmicas, ópticas, bioquímicas y cuánticas de la partícula. Las propiedades de las nanopartículas varían en su forma.

Propiedades modificadas:

  • Bioquímica, electromagnetismo, óptica, propiedades térmicas
  • Las propiedades varían dependiendo de la dosis, tamaño, forma y superficie y carga
  • El entrelazamiento cuántico y la coherencia (similitud atómica)
  • Mejoramiento de la reactividad catalítica
  • Absorción superficial alta
  • Adoptar una gran biovariabilidad y habilidad a traves de la membrana
  • Reduce altas dosis
  • La necesidad de adminsitrarse repetidas dosis drásticamente, formando las nanopartículas (Ahmad et al 2006).
  • Una reducción de efectos secundarios.
  • La energía superficial de las partículas y una gran área a nanoescala (Cao and Wang 2011)

La producción moderna de nanopartículas (DeCastro and Mitchell, 2002) es llevada a cabo por un proceso “top-down”. Las nanopartículas se forman en un dispositivo mecánico en donde la energía se aplica en un material para causar la reducción del tamaño de sus partículas. Es entonces, cuando las nanopartículas se forman, luego de llevar a cabo el proceso muchas veces.

La fuente de las nanopartículas es removida de una “dilución” de sucusión debido al impacto de la creación de nano-burbujas en el trasporte de las nanopartículas y la acumulación de capas. Las nanopartículas de sílice y silicón, están formadas por diluciones repetidas de vidrio en soluciones hidro-alcohólicas.

Varios estudios acerca de la nano-forma

  • Calcium phosphate nanoparticles (NPs) induce apoptosis in osteosarcoma cells (Shi et al 2010).
  • Carbon nanoparticles to reduce nanocrystalline fullerene the number of tumour cells in rats, human glioma cells (Harhaji et al 2007).
  • Homeopathic Phytolacca dye encapsulated nanoparticles PLGA chemo preventive effect as shown in the cell of the human lung adenocarcinoma (Das et al 2012).
  • Homeopathic line 6C more Calc Phos 3X in human glioma cells (Pathak et al 2003).
  • Ultra high dilution of triiodothyronine modifies the cellular apoptosis in Rana catesbeiana tadpole tail in vitro. Guedes JR et al October 2011; 100 (4): 220-7. Doi: 10.1016 / j.homp.2011.05.007
  • Immunological degranulation in vitro basophil histamine human modulated by Apis mellifera lung and .B. J. Clin. Pharmac. (1988), 25, 439-444
  • Mix the diluent in the action of histamine in basophils very activation. Lorenz I, Schneider MS, Pride P, A Brack, J. Strube January 2003; 92 (1): 11-8.

“La naturaleza es una gran nano-tecnología. Los mecanismos químicos que utilizan el poder de los sistemas bilógicos se componen de moléculas complejas en estructuras a escalas nanometricas y sub-nanométricas.

En esta pequeña escala, las dinámicas están determinadas por la maquinaria química, regida por las leyes de la física cuántica.” – S. Lloyd J. Phys 2011: 302, 012, 037.

4) En contraste con la física newtoniana, la física cuántica trabaja en un nivel subatómico. Mientras la física newtoniana trata átomos y moléculas, la física cuántica trata con la energía de unidades discretas indivisibles.

El materialismo dice que la materia física es la única realidad fundamental. En la medicina aplicada, este principio funcionaria en el cuerpo humano como una máquina independiente. Aunque esta idea del cuerpo humano es todavía muy usada en la medicina convencional, hay mucha evidencia que indica lo contrario. Investigaciones recientes en el área de la bilogía, han mostrado que “los receptores celulares no solo responden a las moléculas, sino también a la energía. De hecho los campos electromagnéticos son capaces de afectar a todos los niveles de la célula, incluyendo la síntesis de ADN y ARN. Adicionalmente, la energía es utilizada para el diagnostico de escáneres de CT en la medicina convencional, tomografías, rayos X y otros, sin embargo sus efectos sobre el cuerpo han sido ignorados.”

Por otra parte, el reduccionismo indica que si se quiere saber como un objeto complejo funciona, entonces es necesario desmontar cada una de sus partes para su estudio individual, y ensamblarlas para observar cómo trabajan juntas. Este principio en lo que concierne a las máquinas; una parte rota puede ser remplazada con una nueva y la máquina quedará como nueva. Cuando esto es aplicado en el cuerpo humano, pero el principio falla, es debido a que los órganos del cuerpo se encuentran conectados a otros órganos y el cuerpo funciona como un todo. Las células y tejidos del organismo trabajan más allá de un nivel físico, desde un punto de vista perceptivo. Por lo tanto, remover la enfermedad físicamente sin tomar en cuenta la percepción puede causar una falla más que una solución.

El determinismo dice que un nuevo producto puede remplazar partes/órganos defectuosos dando un resultado previsible. Este principio no refleja la individualidad de las personas y las creencias de que el mismo procedimiento puede producir el mismo resultado en diferentes pacientes con diferentes percepciones y energía celular.

La física cuántica sigue un juego de principios diferente, discriminando entre partículas reales y virtuales. Una partícula virtual es aquella que existe durante un tiempo tan corto que sus propiedades son difíciles de determinar, pudiendo cambiar en el tiempo. El Dr. Heise Castle, el padre de la física cuántica, dijo que “en el momento de la observación, tanto el observador como lo observado, cambian.” El Dr. Dean Radin, investigadores y científicos del Institute of Noetic Sciences en California, promovieron este argumento nada mas y nada menos que con “una intención humana, un efecto directo en las ondas cuánticas.” Para probar esto, Radin llevó a cabo el siguiente experimento:

Se formó un equipo y se les proporcionó un generador de imágenes al azar. El generador contenía todo tipo de imágenes (eróticas, emocionantes, de miedo, etc.) capaces de producir diferentes reacciones en la audiencia. En este experimento, Radin encontró que la reacción de los cuerpos de la audiencia con respecto a cada imagen (respiración, ritmo cardiaco, etc.) ocurría 1/10 segundos antes de que cada figura fuera proyectada. Se concluyó entonces que “las personas son capaces de enviar una onda cuántica para así poder crear su futuro.” Las ondas cuánticas son lentas, filtran y evitan la percepción de una sobrecarga de información. Por esta razón, la percepción es una de las claves que controla como las ondas cuánticas filtran, curan y determinan el poder que es capaz de afectar al cuerpo desde un nivel celular.

El Dr. Bruce Lipton, biólogo celular especializado en células madre, sugirió una nueva investigación en esta área. El Dr. Lipton, quien ha dedicado su vida a unir el espacio entre ciencia y espíritu, encontró que las vibraciones y las creencias pueden afectar la biología humana. Según su investigación, la biología humana está controlada por la percepción y no por la genética. Los genes pueden ser activados por la percepción que una persona tenga en cuanto a su ambiente.

Una falsa percepción de la realidad está frecuentemente relacionada con las dolencias físicas. En la anorexia, por ejemplo, las creencias de la victima relacionadas a su propia obesidad pueden cambiar su biología, causando una rápida pérdida de peso. Esto, se trata de un estricto nivel biológico en el cual el cuerpo sigue las señales enviadas por el cerebro. Un simple cambio en la percepción corporal puede hace posible un cambio en el comportamiento biológico, causando la enfermedad.

Incluso enfermedades como el cáncer (la cual muchos creen que es el resultado de factores hereditarios) pueden ser desencadenadas por el poder de la percepción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *