Obesidad

Autor: Dr. Ricardo Kotliroff

Definición

La obesidad es una enfermedad seria caracterizada por tener un exceso de grasa corporal relativo a la altura de la persona. Por tanto, la obesidad no es lo mismo que pesar demasiado. El peso de una persona en kilogramos es una suma del peso de los músculos, los huesos, la grasa y el agua del cuerpo. El Índice de Masa Corporal (IMC) se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por su altura en metros al cuadrado.

Los adultos con un IMC mayor o igual a 30 son considerados obesos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En contraste, los adultos con un IMC mayor o igual a 25, pero menor de 30, se considera que tienen sobrepeso.

Causas y factores de riesgo

La obesidad es una enfermedad evitable. Sin embargo, existen factores que pueden influir en ella, incluyendo la genética, la altura, la edad, ciertas enfermedades y la conducta. Además, la función metabólica desempeña un papel importante en la obesidad debido a las numerosas hormonas que regulan el apetito, la ingesta de comida, el almacenamiento de tejido graso y la resistencia la insulina en el cuerpo humano.

Las investigaciones han demostrado que determinadas variantes de ciertos genes pueden aumentar los niveles de hambre y la ingesta general de comida. Sin embargo, la mayoría de casos de obesidad son el resultado de interacciones entre varios genes y ciertos factores conductuales. Una persona tiene un mayor riesgo de ser obesa si al menos un pariente es/fue obeso. Las enfermedades que pueden influir en el aumento de peso y la obesidad incluyen la enfermedad de Cushing y el síndrome del ovario poliquístico.

Las conductas asociadas con el aumento de peso y la obesidad incluyen la falta de actividad física, la ingesta excesiva de comida, la ingesta de alimentos altos en grasa, la adicción al azúcar y el uso de ciertos medicamentos. La OMS cree que el aumento del consumo de alimentos energéticamente densos (muy calóricos) es responsable del aumento global de la obesidad.

Con el tiempo, cuando una persona consume más calorías de los alimentos y las bebidas de las que quema mediante la actividad, aparece la obesidad. El equilibrio ideal entre la ingesta de calorías y el uso de calorías difiere para cada persona. Además, los medicamentos asociados con el aumento de peso incluyen los esteroides, los antidepresivos, los anticonvulsivos, ciertos medicamentos para la diabetes, los anticonceptivos orales, los antihipertensivos y los antihistamínicos.

Estadísticas sobre la obesidad

La OMS calcula que más de 1.900 millones de adultos (el 39% de la población mundial) tenía sobrepeso en 2014. De los adultos con sobrepeso, más de 600 millones (el 13% de la población mundial) tenía obesidad.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de la obesidad incluyen la acumulación anormal de grasa en el cuerpo, un IMC extremadamente alto y la adicción al azúcar.

Complicaciones

Ser obeso aumenta el riesgo de muchas enfermedades serias, incluyendo:

  • Enfermedades ortopédicas: artritis, dolor corporal, problemas con el funcionamiento físico
  • Diabetes de tipo 2
  • Hipertensión arterial
  • Triglicéridos y colesterol elevados en sangre
  • Cardiopatía coronaria
  • Derrame cerebral
  • Apnea obstructiva del sueño y dificultad para respirar
  • Hígado graso
  • Enfermedades de la vesícula biliar
  • Ciertos cánceres, incluyendo endotelio,  pecho y colon
  • Depresión y ansiedad

Así pues, la obesidad causa una reducción enorme en la calidad de vida.

La obesidad es también una de las causas principales de muerte en todo el mundo. La obesidad disminuye la esperanza de vida una media de 6 a 7 años, mientras que la obesidad severa (definida como un IMC mayor de 40) está asociada con una disminución de la esperanza de vida de 10 años. En Europa, se calcula que el exceso de peso causa 1 millón (el 7,7%) de muertes anuales.

Diagnóstico

El diagnóstico por parte de un médico incluye la evaluación de los signos y los síntomas, las medidas de la grasa corporal, el IMC, el estilo de vida y la dieta.

La grasa corporal se puede determinar mediante varios métodos, como el uso de calibradores para medir el grosor de la piel, el pesaje hidrostático (pesaje debajo del agua para medir la composición de la masa muscular y la grasa corporal), el BOD POD (una cámara computarizada que calcula la masa muscular y la grasa corporal), la impedancia bioeléctrica (calcula el ratio de grasa corporal), y la densiometría ósea (mide el porcentaje y las ubicaciones específicas de la grasa corporal). Algunas de estas técnicas diagnósticas sólo están disponibles en ciertas instituciones de investigación.

Aunque el IMC no es una medida directa de la grasa corporal, normalmente se correlaciona con valores de medición directa de la grasa corporal.

Efecto beneficioso de la pérdida de peso

Si una persona es obesa, perder incluso un 5 o un 10 por ciento de su peso total puede prevenir o retrasar ciertas enfermedades graves, como la diabetes de tipo 2, la apoplejía y las complicaciones de las enfermedades cardiovasculares. Un ejemplo de reducción de un 5 a un 10 por ciento en el peso de una persona de 200 libras es perder de 10 a 20 libras. Este tipo de pérdida de peso se ha demostrado que reduce la hipertensión arterial, los niveles de colesterol e incluso las tasas de mortalidad generales.

Terapia médica convencional

El tratamiento médico convencional, que consiste en una fase de pérdida de peso y una fase de mantenimiento, incluye:

  • Cambios en la dieta para sustituir los alimentos poco saludables con opciones más saludables
  • Aumento de la actividad física
  • Medicamentos
  • Cirugía bariátrica
  • Bloqueo del nervio vago

Por desgracia, el mantenimiento del peso a largo plazo debido sólo a cambios en el estilo de vida tiene una baja tasa de éxito que oscila entre el 2% y el 20%.

Los medicamentos con receta para perder peso, que se utilizan en pacientes en los cuales el beneficio potencial justifica el riesgo, incluyen la fentermina, el Orlistat, la lorcaserina, la Qsymia, el bupropión, la naltrexona, y la liraglutida. La fentermina es un supresor del apetito. El Orlistat disminuye la absorción de las grasas, las calorías relacionadas con las grasas y ciertas vitaminas, fomentando así la pérdida de peso. La Qsymia es una combinación de fentermina y topiramato.

Sin embargo, los medicamentos con receta para la pérdida de peso pueden causar efectos secundarios problemáticos. Por ejemplo, el Orlistat puede provocar dolor de estómago, deposiciones desagradables y problemas de riñón; la lorcaserina puede causar dolores de cabeza, mareo y fatiga; y la Qsymia puede causar problemas de corazón y de ojos, así como ideación suicida.

Y lo más importante es que los pacientes que toman medicamentos con receta para la pérdida de peso requieren supervisión por parte de un médico. Otra limitación de los medicamentos con receta para la pérdida de peso es que no funcionan en todos los pacientes y que, en aquellos que sí funcionan, los efectos pueden ser temporales en lugar de ser una cura. Muchos pacientes que toman medicamentos con receta para la pérdida de peso acaban recuperando el peso perdido una vez que dejan los medicamentos. Además, ningún medicamento para la obesidad ha demostrado disminuir algunos de los efectos secundarios nocivos de la obesidad como la cardiopatía o la muerte por cardiopatía.

La cirugía bariátrica, incluyendo la banda gástrica ajustable laparoscópica (LAGB), el bypass gástrico en Y de Roux, la derivación biliopancreática con cruce duodenal, y la manga gástrica, está reservada para los pacientes con obesidad extrema (IMC superior o igual a 40). Al igual que con todos los procedimientos invasivos, la cirugía bariátrica tiene riesgos asociados con los procedimientos. En la LAGB, el uso de una banda inflable cambia el estómago convirtiéndolo en dos bolsas conectadas por un pequeño canal, restringiendo así la cantidad de comida y líquido que puede albergar el estómago. Los pacientes de banda gástrica deben reducir drásticamente la cantidad de comida consumida.

Los cirujanos que realizan el bypass gástrico crean una pequeña bolsa estomacal y la conectan a una parte del intestino delgado, donde la mayor parte de la calorías serán absorbidas. El bypass provoca la reducción de la ingesta de comida, y disminuye las calorías absorbidas. Tras el bypass gástrico, los efectos secundarios pueden incluir desmayos, así como síntomas gastrointestinales como náuseas, hinchazón y diarrea. Los pacientes de bypass gástrico deben tomar suplementos multivitamínicos.

En la derivación biliopancreática con cruce duodenal, se elimina la mayor parte del estómago, se cierra la sección media del intestino delgado, se conecta parte del intestino delgado con el duodeno, y se vuelve a unir parte del intestino con el fin de permitir el flujo de líquidos digestivos y bilis. Por otro lado, en la cirugía de manga gástrica, se elimina parte del estómago quirúrgicamente.

Independientemente de si los pacientes obesos son tratados con medicamentos con receta o con cirugía bariátrica, la pérdida de peso que no se controla bien o que alterna entre pérdida y aumento de peso, está asociada con complicaciones. Los problemas que pueden surgir de estas fluctuaciones de peso pueden incluir desequilibrio electrolítico, arritmias cardíacas, cálculos biliares, exceso de ácido úrico en sangre, depresión y trastornos alimentarios.

El bloqueo del nervio vago es un método de tratamiento relativamente nuevo para los pacientes que no han tenido éxito con los programas de pérdida de peso y que tienen un IMC de 35 a 45 y al menos una enfermedad relacionada con la obesidad. Cuando el estómago está lleno o vacío, el nervio vago envía mensajes al cerebro. En el bloqueo del nervio vago, se implanta un dispositivo bajo la piel del abdomen. El dispositivo médico transmite pulsos eléctricos intermitentes hacia el nervio vago en el abdomen, eludiendo así las señales normales que recibe el cerebro del nervio vago.

Tratamientos alternativos

Los tratamientos alternativos incluyen los supresores del apetito sin receta, los diuréticos y los tratamientos homeopáticos.

Algunos suplementos sin receta se han vuelto muy populares para perder peso, pero su eficacia es cuestionable y tienen efectos secundarios. Aunque la efedrina sin receta puede causar pérdida de peso temporal, tiene como efecto secundario peligroso el aumento de la tensión arterial. En cuanto al uso del mineral cromio para intentar disminuir la grasa corporal, las investigaciones científicas no han demostrado que el cromo provoque pérdida de peso. Además, aunque la hoodia se comercializa como un supresor del apetito sin receta, no se ha llevado a cabo ningún ensayo clínico a gran escala que demuestre el beneficio ni la seguridad de la misma.

El uso de diuréticos sin receta y de laxantes herbales produce la pérdida de peso de agua, no de grasa. Además, el hecho de que los diuréticos y los laxantes herbales reduzcan el potasio puede provocar problemas con los músculos y el corazón.

En contraste, como un método alternativo de terapia, la homeopatía busca tratar al paciente, en lugar de la enfermedad. La homeopatía es un método eficaz para curar enfermedades crónicas y agudas, tal y como confirman millones de pacientes en todo el mundo y miles de médicos homeópatas.

Nuestro método terapéutico registrado se basa en la creencia de que todos los humanos poseen determinadas fuentes de energía fundamentales en su núcleo, y que el equilibrio de la energía de una persona está directamente vinculado a su estado de salud y bienestar. Cuando se perturban esas fuentes de energía, ya sea por fuerzas internas o externas, se produce la enfermedad.

Nuestros tratamientos homeopáticos persiguen neutralizar esas alteraciones y restablecer el equilibrio de energía óptima y natural de la persona.

¡Premilife quiere ser tu socio en la superación de la obesidad!

Desde nuestra fundación en 1980, Premilife ha dedicado décadas a ayudar a pacientes en todo el mundo a experimentar una pérdida de peso duradera a través de la homeopatía. Lee nuestras historias de éxito. Nuestros tratamientos homeopáticos son fabricados bajo estrictas directrices de calidad para el cuidado de la salud de organismos de salud mundiales.

He aquí algunas de las historias de éxito de Premilife de pacientes que superaron la obesidad:

El tratamiento homeopático único de Premilife, Cositat, está específicamente diseñado y formulado para ayudarte a lograr y mantener la pérdida de peso para conseguir una vida más sana. Los distintos ingredientes en cada pastilla aumentan tu probabilidad de éxito en la superación de la obesidad. Puedes tomar Cositat con cualquier medicamento convencional para la pérdida de peso que estés usando.

Compra tu tratamiento para la obesidad ahora

Si nuestro artículo ha mejorado tus conocimientos sobre la obesidad:

Comparte el artículo de Premilife en las redes sociales, para que podamos ayudar a más personas que luchan contra la obesidad.

Nos encantaría escuchar tus comentarios sobre el artículo a continuación.

¿Sufres de algún tipo de enfermedad?

Premilife suministra energía al cuerpo humano para aumentar las probabilidades de vencer a la enfermedad mediante remedios homeopáticos (¿que enfermedades? más de 700!).

Comprueba si eres apto para nuestros tratamientos

Introduce tu nombre y correo electrónico y recibe el enlace a nuestro cuestionario médico completo.
Al rellenar nuestro cuestionario médico, recibirás un correo electrónico del Dr. Ricardo Kotliroff con nuestro mejor tratamiento para tu/s enfermedad/es.

Para consultas médicas, no dude en ponerse en contacto con nosotros mediante la página "Contact Premilife" o haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *