Degeneración macular

Autor: Dr. Ricardo Kotliroff

Definición

La degeneración macular es una enfermedad que provoca la pérdida de la visión central detallada y nítida, la cual es necesaria para leer y conducir.

Causas y factores de riesgo

La degeneración macular, que está causada por la muerte de las células fotosensibles de la mácula (una parte de la retina situada en la parte posterior de los ojos), suele ocurrir en personas de al menos 50 años de edad. Además, la degeneración macular es una de las razones principales de pérdida de visión en las personas que tienen al menos 65 años de edad. Por este motivo, esta enfermedad también es conocida como degeneración macular relacionada con la edad.

La degeneración macular relacionada con la edad puede ser de origen familiar. Las variantes de ciertos genes, llamados factores complementarios, están relacionadas con el desarrollo de la degeneración macular asociada a la edad. Aproximadamente 20 genes diferentes pueden aumentar el riesgo de degeneración macular.

Además, las mujeres, las personas caucásicas y las personas con los ojos de color claro tienen un mayor riesgo de padecer degeneración macular relacionada con la edad. Otros factores de riesgo para la degeneración macular incluyen fumar, el uso de ciertos medicamentos, la sobreexposición a la luz solar, la hipertensión arterial, la insuficiente actividad física y la obesidad.

Estadísticas

La mayoría de casos nuevos de degeneración macular se producen en personas mayores de 80 años de edad.

Se estima que un 30% de las personas de entre 75 y 85 años tienen degeneración macular. Así mismo, se estima que el 10% de las personas de entre 66 y 74 años tienen degeneración macular. Menos del 1% de las personas menores de 60 años tienen degeneración macular.

Tipos de degeneración macular

Los tipos de degeneración macular incluyen la seca (también llamada no neovascular), que es la forma más común, y la húmeda (o neovascular, que significa la presencia anormal de nuevos vasos sanguíneos). Se estima que entre un 85 y un 90 por ciento de los pacientes con degeneración macular tienen la forma seca.

La degeneración macular seca, que es una fase temprana de la enfermedad, ocurre debido al envejecimiento y al adelgazamiento de los tejidos de la mácula, la acumulación de pigmento en la mácula, o ambos procesos. Las drusas (puntos amarillos) se forman en el interior y alrededor de la mácula.

En la degeneración macular seca, las células de la retina no reciben suficiente oxígeno, dando como resultado la formación de nuevos vasos sanguíneos que pueden filtrar sangre y líquido debajo de la retina. Las células de la retina sensibles a la luz resultan permanentemente dañadas por la filtración, conduciendo a la muerte de las células, la aparición de tejido cicatrizal y la aparición de puntos ciegos en la parte central de la visión.

Fases de la degeneración macular

En la primera fase de la degeneración macular, las drusas de tamaño medio son visibles debajo de la retina. En la fase intermedia de la degeneración macular, las drusas son más grandes, se pueden producir cambios en la pigmentación de la retina, y puede aparecer cierta pérdida de visión (incluyendo la necesidad de más luz o la visión borrosa).

En la última fase de la degeneración macular, que puede ocurrir con el tipo seco o húmedo de la enfermedad, la pérdida de visión es aparente.

Prevención

La prevención de la degeneración macular incluye llevar gafas de sol con lentes que protejan los ojos contra los rayos UV y contra la radiación visible de alta energía del sol; comer una dieta saludable que incluya verduras verdes, fruta, aceite de oliva y pescado; tener una presión arterial normal y niveles normales de colesterol en sangre; practicar ejercicio regular; y no fumar cigarrillos.

Síntomas de la degeneración macular

Los síntomas de la degeneración macular pueden incluir la dificultad para ver, leer y distinguir los colores.

En la degeneración macular seca, los pacientes pueden observar sombras, borrosidad o distorsiones en la visión central.

En la degeneración macular húmeda, los pacientes pueden tener una pérdida de la visión central más severa.

Complicaciones

Las complicaciones de la degeneración macular pueden conducir a la incapacidad de leer, la dificultad para escribir, la dificultad para ver las caras, la incapacidad de conducir, los problemas para realizar trabajos de cerca, y la pérdida de vista. La degeneración macular húmeda tiende a causar una pérdida de visión más seria que la degeneración macular seca.

En algunos casos, la enfermedad progresa rápidamente y puede conducir a la pérdida de visión en ambos ojos. Otros pacientes experimentan una progresión lenta de la degeneración macular.

Diagnóstico

El diagnóstico por parte de un oftalmólogo incluye la evaluación de los síntomas, de la visión y del ojo. Los exámenes oculares completos, incluyendo la determinación de la visión a varias distancias y el examen de la retina con los ojos dilatados, pueden detectar la degeneración macular antes de que la enfermedad cause pérdida de visión. Una rejilla de Amsler puede medir la visión central.

Si el oftalmólogo detecta una acumulación de drusas (que son puntos amarillentos) en o alrededor de la mácula, se diagnostica degeneración macular seca. Además, el oftalmólogo busca cambios en la pigmentación debajo de la retina.

Cuando se detecta borrosidad o visión central distorsionada, una prueba de angiografía fluoresceínica puede examinar los vasos sanguíneos que rodean a la mácula para determinar si alguno de ellos tiene fugas.

La tomografía de coherencia óptica utiliza las ondas de luz en los ojos dilatados para obtener una imagen de los tejidos del ojo.

Tratamiento

Tradicionalmente, la degeneración macular temprana es una enfermedad de “ver y esperar”.

En los pacientes con degeneración macular seca intermedia, el tratamiento convencional con ciertos suplementos nutricionales puede ralentizar la progresión hacia un tipo de degeneración macular más seria y retrasar la pérdida de visión en pacientes con degeneración macular húmeda. Los suplementos nutricionales contienen vitaminas antioxidantes, multivitaminas, antioxidantes, luteína y zeaxantina. Comer salmón y otros pescados azules que contengan altos niveles de ácidos grasos omega-3 está recomendado. Además, puede prescribirse el uso de gafas de sol. Por otro lado, los cambios saludables en el estilo de vida, como aumentar la actividad física, comer una dieta saludable, no fumar y evitar la exposición de los ojos a la luz ultravioleta del sol, pueden ralentizar la progresión de la degeneración macular seca hacia la degeneración macular húmeda.

El objetivo del tratamiento convencional para la degeneración macular húmeda avanzada consiste en frenar el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en la retina. Los enfoques terapéuticos hacia este objetivo incluyen la terapia fotodinámica (PDT) para destruir los vasos sanguíneos anormales; la fotocoagulación láser para destruir los vasos sanguíneos con fugas; y las inyecciones de los medicamentos Lucentis, Avastin, Eylea, Macugen y Visudyne en el ojo. La implantación quirúrgica de una lente telescópica en uno de los ojos puede ayudar a la visión. Los dispositivos de aumento pueden ayudar a leer, y los comandos de teclado y los sistemas de voz pueden ayudar a usar los ordenadores.

Sin embargo, el tratamiento convencional actual no cura la degeneración macular.

Las terapias alternativas incluyen la homeopatía, que es un método eficaz de curar las enfermedades agudas y crónicas, tal y como confirman millones de pacientes en todo el mundo y miles de médicos homeópatas.

Nuestro método terapéutico registrado se basa en la creencia de que todos los humanos poseen determinadas fuentes de energía fundamentales en su núcleo, y que el equilibrio de la energía de una persona está directamente vinculado a su estado de salud y bienestar. Cuando se perturban esas fuentes de energía, ya sea por fuerzas internas o externas, se produce la enfermedad.

Nuestros tratamientos homeopáticos persiguen neutralizar esas alteraciones y restablecer el equilibrio de energía óptima y natural de la persona.

¡Premilife quiere ser tu socio en el tratamiento de la degeneración macular!

Desde nuestra fundación en 1980, Premilife ha dedicado décadas a ayudar a pacientes en todo el mundo a experimentar una mejora gradual de la degeneración macular a través de la homeopatía. Lee nuestras historias de éxito. Nuestros tratamientos homeopáticos son fabricados bajo estrictas directrices de calidad para el cuidado de la salud de organismos de salud mundiales.

He aquí una de las historias de éxito de Premilife de un paciente con degeneración macular

El tratamiento homeopático único de Premilife, Angentry, está específicamente diseñado y formulado para ayudarte a manejar la degeneración macular. Los distintos ingredientes en cada pastilla aumentan tu probabilidad de éxito. Puedes tomar Angentry con cualquier medicamento convencional para la degeneración macular que estés usando.

Compra tu tratamiento para la degeneración macular ahora.

Si nuestro artículo ha mejorado tus conocimientos sobre la degeneración macular:

Comparte el artículo de Premilife en las redes sociales, para que podamos ayudar a más personas que luchan contra esta enfermedad.

Nos encantaría recibir tus comentarios sobre este artículo.

¿Sufres de algún tipo de enfermedad?

Premilife suministra energía al cuerpo humano para aumentar las probabilidades de vencer a la enfermedad mediante remedios homeopáticos (¿que enfermedades? más de 700!).

Comprueba si eres apto para nuestros tratamientos

Introduce tu nombre y correo electrónico y recibe el enlace a nuestro cuestionario médico completo.
Al rellenar nuestro cuestionario médico, recibirás un correo electrónico del Dr. Ricardo Kotliroff con nuestro mejor tratamiento para tu/s enfermedad/es.

Para consultas médicas, no dude en ponerse en contacto con nosotros mediante la página "Contact Premilife" o haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *